TARIFA PARA GRUPOS (Máximo 13 personas) Piso completo 200€ Temp. Alta y 180€ Temp. Baja
LLAMAR

historias-del-camino-de-santiago

Recorrer el Camino de Santiago no será lo mismo si no te tomas un tiempo para visitar sus lugares más icónicos ubicados a lo largo de las diferentes rutas. Podrás disfrutar de una variedad de maravillosos paisajes naturales, impresionantes obras arquitectónicas y formar parte de tradiciones propias que se han consolidado a lo largo de los años con el paso de miles de peregrinos.

5 cosas que no puedes dejar de hacer en tu recorrido por el Camino de Santiago

1.    Entrar a Portomarín subiendo su escalinata

El pintoresco municipio lugués de Portomarín está ubicado en el Camino Francés. La puerta de entrada esta localidad consta de una curiosa escalera de piedra que recuerda a las épocas originarias del lugar. Un poco antes del ingreso al pueblo encontrarás la Capela das Neves, cuya puerta de acceso fue construida a través de un puente medieval en el punto más alto de la escalinata.

2.    Disfrutar de espectáculo de luces en la Catedral Gótica de León

Esta impresionante obra arquitectónica del Camino Francés cuenta con 1800 metros cuadrados de vitrales, esto hace que el interior de la Catedral sea un espectáculo increíble de luces y colores. Las condiciones climáticas y la temperatura dentro del lugar le hacen un lugar perfecto para descansar y refrescarse después de la caminata.

3.    Dar un paseo por el bosque

bosque-palas-de-rei

fuente: haciasantiagojmfanjul

Si vives en la ciudad, sabrás apreciar el grato placer de desconectarte por completo de la ajetreada vida citadina. Y es que tener la oportunidad de recorrer grandes tramos rodeados de hermosos árboles de sombra, es sin duda, un espectáculo que disfrutarás al máximo. La sensación de conexión con la naturaleza, renovará tus energías durante el recorrido.

4.    Arrojar una piedra en la Cruz de Ferro

Es tradición entre los peregrinos llevar consigo una piedra desde su país de origen, y arrojarla de espalda a los pies de esta cruz de hierro como símbolo de haber dejado atrás el pasado. Se encuentra ubicada en el punto más alto del Camino Francés, a más de 1000 metros de altura.

5.    Cruzar hasta a España por el puente de Tui

Este impresionante puente fue construido a finales del siglo XIX sobre la parte más ancha del río Miño, y cuenta con 399 metros. Cruzarlo hace que la experiencia del paso desde Portugal hacia España sea increíble. Para disfrutarlo al máximo, tómate tu tiempo para deleitarte con la vista de Valença do Miño desde el puente.

¿Te ha gustado? Tú opinión nos importa 😉