TARIFA PARA GRUPOS (Máximo 13 personas) Piso completo 200€ Temp. Alta y 180€ Temp. Baja
LLAMAR

Como prepararse para el calor durante el Camino de Santiago

calor buen_peregrino_camino_de_santiago

A la hora de tomar la decisión de recorrer los míticos parajes del Camino y sus rutas, considera también los percances que pueden presentarse. Los días de verano traen consigo gran afluencia de peregrinos y un calor abrasador que puede coger por sorpresa a incautos.

El calor durante el verano llega a ser verdaderamente fuerte, por lo que debes prepararte para que no te afecte. La larga exposición a altas temperaturas puede causar quemaduras incómodas en la piel o insolación.

A continuación, te proporcionamos algunos consejos para que tu motivación no se vea afectada por el calor.

Mantenerte hidratado ante el calor

El agua jugará un papel fundamental durante el camino, ya que a medida que avanzas, tu cuerpo irá quemando el líquido necesario. Por lo que debes mantenerte hidratado constantemente, sobre todo en los días de verano donde el sol incesante aumenta la presión y los niveles de sudoración.

Toma suficiente agua antes de iniciar la jornada y no dejes de tomarla en el transcurso del día. Hazlo en lapsos de 15 a 20 minutos para que te mantengas debidamente hidratado.

Mete ropa ligera para combatir el calor

La ropa es un factor determinante, debido a que una mala elección puede aumentar considerablemente el calor. En la época de verano prepara ropa que ayude mantener la transpiración del cuerpo como pantalones cortos, bermudas y telas ligeras o con ventilación. Este tipo de ropa ocupa poco espacio y no ejerce mucho peso, además, es de fácil lavado y secado.

Recomendamos no descartar prendas para el frío, pero solo usarlas cuando sea realmente necesario y no durante las caminatas bajo el sol.

Regula tus exigencias

La meta en el camino de Santiago no es llegar pronto a la catedral, sino de aprender durante el viaje. En los días de mayor calor y exposición al sol regula el paso y aumenta los descansos. Se ha demostrado que el sol junto al calor aumenta el esfuerzo físico, llegando alterar los sentidos causando mareos y desmayos.

Sé paciente en los tramos que exijan un poco más de esfuerzo, toma descansos breves para que el organismo se refresque y puedas llevar a cabo el recorrido de la manera más tranquila y amena.

Mantente protegido del sol

Los excesos de sol pueden causar quemaduras incómodas en áreas expuestas. Procura siempre llevar gafas de sol y gorra para mantenerte protegido. Igualmente, intenta hacer espacio para el protector solar y alguna crema hidratante para aplicar durante las noches.

Prestar atención a estos consejos permitirá que tu viaje, a través del camino de Santiago, sea una experiencia memorable. Recuerda ir preparado para toda eventualidad (En Galicia nunca se sabe) y prestarle atención a la época del año que elijas, más si se trata de la época de verano con sus olas de calor.

¿Te ha gustado? Tú opinión nos importa 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies