TARIFA PARA GRUPOS (Máximo 13 personas) Piso completo 200€ Temp. Alta y 180€ Temp. Baja
LLAMAR

Preparativos para hacer el Camino

peregrino-solo-camino-de-santiago

Si has decidido hacer el Camino de Santiago,  hay una serie de cosas que tendrás que tener en cuenta antes de salir.

¿Cuándo ir?

Cualquier época del año es buena para emprender el Camino. Si tus intereses son estrictamente religiosos lo ideal es ir en Año Santo, el problema es lo colapsado que se torna todo, el camino, los albergues y los establecimientos estarán repletos.

Si prefieres ir en una época más tranquila, lo ideal es ir en primavera, dado que la mayor parte de los albergues están abiertos y la temperatura suele ser la más favorable. En esta época no tendrás que lidiar la afluencia de peregrinos y con el sol penetrante del verano, ni con las lluvias que trae consigo el otoño o las bajas temperaturas del invierno que vienen acompañadas de algunas otras dificultades como las pocas horas de sol, el que muchos albergues y servicios se encuentren cerrados (Este no es el caso de Hostel O Castelo), tener que llevar más equipaje para cubrirse del frio. Sin embargo, en invierno es la mejor época para quien busca soledad y reflexión.

Preparación física

Además de una buena predisposición mental, es recomendable tener en cuenta que se requiere de cierta preparación física. No hace falta ser deportista para hacer el Camino, pero recorrer tantos kilómetros a pie al día es algo a lo que nuestro cuerpo normalmente no está acostumbrado. Es conveniente, al menos un mes antes, comenzar a ejercitarse un poco y al ser posible, probar caminando con la mochila encima con el peso aproximado que llevarás para que la espalda se vaya acostumbrando.

Itinerario

Lo primero que debes decidir es el punto de partida y la ruta a elegir. Encontraras fácilmente documentación de todas las rutas y albergues que encontraras a lo largo del trayecto y así podrás escoger lo que te venga mejor. Una vez tengas seleccionado el Camino, te recomendamos programar las etapas que realizaras diariamente y la cantidad de kilómetros que deseas caminar al día. La distancia estimada de kilómetros que se suelen hacer por día es entre 20 y 30, descansando una vez cada 7 dias, pero la decisión es completamente personal y depende del tiempo que dispongas para realizar el Camino.

Debes marcar tu propio ritmo, tratando siempre de disfrutar de todo lo que te rodea sin agobiarte ni preocuparte por llegar a tiempo.

La mochila

Para el tema de la mochila, como os comentábamos en el artículo de la semana anterior, no solo se debe tener en cuenta el peso, que no debe sobrepasar el 10% del nuestro, sino también buscar una de buena calidad y cómoda, que tenga la sujeción correcta y que distribuya bien el peso en nuestra espalda.

En cuanto a lo que introduciremos en ella, debemos reducir el peso a lo mínimo, llevar un par de mudas de ropa cómodas y fáciles de lavar, algunas cosas que puedan resultar útiles para ti y que no ocupen mucho espacio, artículos de aseo, calcetines y calzado idóneos, protección para la lluvia, mapas y guías, una cantimplora y un pequeño botiquín de emergencia.

Para prepararla es conveniente ubicar las cosas de mayor peso en la parte de abajo y tratar de distribuir todo para que no pese más un lado que el otro.

La acreditación de peregrino

Para poder pernoctar en los albergues públicos es necesario llevar un documento que te acredite como peregrino. Estos podrás conseguirlos en iglesias, ayuntamientos y comisarías de policía en pueblos y ciudades del Camino. A lo largo del Camino podrás ir sellando tu documentación lo cual te acreditara los kilómetros necesarios para que al llegar a Santiago puedas recibir tu “Compostela” (documento que certifica que has realizado el Camino).

La alimentación e hidratación

El gasto calórico es mayor al de la vida cotidiana, así que, es necesario que lo compenses con una buena alimentación, desayunando muy bien, consumiendo alimentos más ligeros durante el recorrido y una buena comida al llegar al final de cada etapa.

Mantener una buena hidratación es igual de importante, en el Camino conseguirás aproximadamente cada 15 km, un lugar donde tomar agua potable y poder rellenar tu cantimplora.

Si decides realizar el Camino de Santiago en bicicleta o en cualquier otro medio, las recomendaciones son bastante parecidas, pero a la hora de llevar el equipaje, tendrás que añadir algunas cosas necesarias. En el caso de las bicicletas: un kit para alguna reparación que podrías llegar a necesitar hacer a lo largo del Camino.

Preparación del Camino ¿seguro que te has acordado de todo?
¿Te ha gustado? Tú opinión nos importa 😉

Artículos relacionados