TARIFA PARA GRUPOS (Máximo 13 personas) Piso completo 200€ Temp. Alta y 180€ Temp. Baja
LLAMAR

prevenir-lesiones-Camino-de-Santiago

Aspectos para prevenir lesiones en el Camino de Santiago

Si bien no es necesario ser un atleta para poder recorrer el Camino de Santiago, sí es importante estar en una buena condición física para evitar lesiones. Es por esto que la preparación previa es sumamente necesaria.

El primer paso para una buena preparación es informarte bien sobre la ruta que vas a tomar, la dificultad del terreno, y las condiciones climáticas según la temporada, ya que estos elementos influyen considerablemente en tu recorrido. Igualmente, es importante que conozcas cuáles son las lesiones más comunes y qué puedes hacer para evitarlas.

Lesiones más comunes al hacer el Camino de Santiago y cómo prevenirlas

1. Ampollas:

A pesar de no ser muy graves, la verdad es que son sumamente molestas, y si no las tratas a tiempo pueden dificultar tus movimientos al caminar. Aunque es una afección bastante común su prevención es muy sencilla:

  • No uses calzados nuevos, lo ideal es que hayas usado tus zapatillas de trekking o botas varios meses antes de hacer tu recorrido, de esta manera evitarás rozaduras que puedan generar ampollas. Durante tus ejercicios de preparación usa el calzado que llevarás a tu recorrido.
  • Elige el calzado adecuado, recuerda que deben ser impermeables pero que permitan a tu piel transpirar, ya que el exceso de humedad es uno de los principales factores que influyen en la aparición de ampollas
  • Mantén tus pies, calcetines y calzados secos en todo momento. Si tienes que atravesar un río hazlo totalmente descalzo, y asegúrate de secar bien tus pies antes de ponerte nuevamente los calcetines.

2. Tendinitis

Al hacer un esfuerzo repetitivo o sobrecargar una zona específica de tu cuerpo se puede producir la inflamación de un tendón, llamada tendinitis. Esto sucede sobre todo cuando tu cuerpo no está acostumbrado al gran esfuerzo de llevar un peso sobre la espalda de manera continua durante varios días.

Para evitarlo, sigue estos consejos:

  • Haz una preparación física en los meses anteriores a tu recorrido, lo ideal es que puedas practicar senderismo con una mochila que lleve algo de peso, acostumbrando así poco a poco tu cuerpo para el recorrido que harás.
  • Realiza un calentamiento de articulaciones y estiramiento de los músculos antes de comenzar cada jornada y al culminar cada día, una pequeña rutina de 5 minutos será suficiente.
  • Organiza tu recorrido de manera que el esfuerzo sea gradual, comenzando por las etapas más cortas, y dejando los recorridos largos para el final.
¿Cómo debes prevenir las lesiones en el Camino de Santiago?
5 (100%) 1 vote[s]