TARIFA PARA GRUPOS (Máximo 13 personas) Piso completo 200€ Temp. Alta y 180€ Temp. Baja
LLAMAR

La localidad de Arzúa perteneciente a la provincia de A Coruña es una localidad que representa el comienzo del fin de la peregrinación, solo 39 kilómetros es lo que separa este pueblo de la preciada meta, la Catedral de Santiago.

Al igual que otras localidades a lo largo de las romerías, Arzúa guarda una estrecha relación con la tradición jacobea y esto la convierte en un paradero sin igual donde todo peregrino quiere realizar escala, sea por su atractiva historia o el deleite gastronómico que posee.

¿Por qué hacer una parada en Arzúa?

Desde hace dos siglos se promovió la consolidación de esta localidad, Arzúa se encuentra reflejada en un par de ocasiones en el Códice Calixtino. Es conocida por su icónico queso y por la leyenda que circunda en torno al poblado.

Leyenda del peregrino de Arzúa

Es una historia emblemática de la localidad coruñesa, relata la historia de un peregrino que estando próximo a llegar Santiago se dio cuenta de lo cansado y hambriento que estaba. Al llegar a Arzúa alcanzo ver que estaban horneando pan en una casa que estaba próxima.

Al llegar a la casa, el peregrino hambriento pidió un poco de pan para seguir su paso, pero este le fue negado porque tenía que comprarlo. Siguiendo su camino, encontró otro hogar donde también estaban elaborando pan.

A diferencia de la primera experiencia, fueron amables y se excusaron por no tener el pan listo, invitando al peregrino a esperar. Este insistió en seguir su camino, pero lo dueños le ofrecieron el pan del día anterior.

Al llegar con el pan se dieron cuenta que el peregrino había desaparecido. Al poco rato, cuando estaba listo el pan la sorpresa mayor fue de parte de los dueños a ver que el pan se había convertido en oro, a diferencia de lo que pasó en la primera casa donde se convirtió en piedra.

Fiestas de San juan de Arzúa

Es una fiesta popular en homenaje a San Juan y a los peregrinos. Suelen elegir a uno de los primeros peregrinos en llegar para formar parte de su Muro dos Luceiros. La persona elegida deberá colocar una piedra con su nombre y lugar de procedencia para postrarla en el muro, además será la encargada de encender la hoguera conmemorativa.

Una parada para degustar sus quesos

El principal atractivo que la convierte en una de las paradas más esperadas y transitadas es su afamado queso con Denominación de Origen (D.O). La región donde se ubica Arzúa es ideal y única para la elaboración de su queso homónimo.

El queso Arzúa y su miel son garantes de sabor y placer reconocidos en todo el mundo, por lo que si planeas hacer tu peregrinación por el Camino Francés, Arzúa será ese lugar ideal para recuperar energía en compañía del calor jacobeo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies