TARIFA PARA GRUPOS (Máximo 13 personas) Piso completo 200€ Temp. Alta y 180€ Temp. Baja
LLAMAR

Cuando se trata del Camino se debe hacer referencia obligatoria al Apóstol Santiago, dado que toda la cultura jacobea gira en torno a la vida de este apóstol. Tanto su vida, como su deceso están fuertemente relacionado con las romerías.

Nacido del seno de una familia de pescadores, dedicándose al oficio desde muy joven con su padre y un amigo. Es conocido también por ser hermano de Juan Evangelista, quien junto a Santiago decidió hacerle compañía a Jesús para ser parte de su grupo de apóstoles.

¿Dónde nació el que sería conocido como Santiago el Mayor?

Esta querida figura del Camino proviene de la antigua región de Galilea, justo de un pequeño pueblo de pescadores llamado Betsaida. El hijo de Zebedeo y Salomé desconocieron la labor de su hijo hasta la llegada de Jesús, que junto a su hermano fueron apodados por su apasionada personalidad como “Hijos del Trueno”

La gran tarea de Santiago el Mayor

Después de la ascensión de Jesús de Nazaret a sus discípulos se le encomendó la tarea de promover y divulgar la palabra del evangelio por el mundo. Santiago emprendió el viaje hasta Hispania, lugar que ahora es comprendido por los países de España y Portugal.

El destino principal del apóstol fue la antigua ciudad de Gallaecia, lo que hoy en día se conoce como Galicia. No se conoce con exactitud la ruta y como llegó Santiago el Mayor hasta el lugar, pero demostró que todos los caminos conectaban con la renombrada ciudad.

La misma misión evangelizadora le hizo ganar discípulos y una historia tan admirable que se concedería el título de Patrón de España. Tras su muerte, los discípulos fueron los encargados de llevar el cuerpo sin vida del apóstol hasta lo que hoy se conoce como su santo sepulcro, la Catedral de Santiago.

Martirio del Apóstol Santiago

Cuenta la historia que Santiago se encontraba en Zaragoza en compañía de sus discípulos, un viejo Santiago tuvo una visión de la Virgen María, quien le pidió que la acompañara en su lecho de muerte.

Este milagro surge como favor de Jesús a la virgen, quien solicitó al hijo de Dios la compañía de los apóstoles antes de partir. El mismo partió junto con dos de sus discípulos a donde se encontraba la virgen.

Se cree que fue el primer apóstol en morir por su fe, todo debido a las percepciones a los cristianos de mano de Herodes Agripa I.

Tras su martirio y la negativa del emperador a que le dieran sepultura, los discípulos lograron hacerse con el cuerpo para llevarlo nuevamente a Hispania. Después de un largo recorrido, el cuerpo fue sepultado bajo un campo de estrellas, lugar que en un futuro sería levantado la Catedral que refugia los restos del santo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies